Telephone: +0800 123 4567
+0800 123 4567
 

¿Cómo rentabilizar tu proyecto arquitectónico?

Home » Arquitectura » ¿Cómo rentabilizar tu proyecto arquitectónico?

¿Cómo rentabilizar tu proyecto arquitectónico?

La arquitectura y la construcción son la pasión de muchos profesionales, sin embargo, como todo empleo, la obra tiene que ser rentable para los que trabajan en ella. En este artículo encontrarás varios tips para emprender de forma inteligente y responsable tu proyecto.

Entender el mercado

Lo primero que debes saber es estudiar a fondo tu mercado local: entorno donde vives, analizar y comprender tu competencia, ¿cuánta competencia tienes?, ¿cuál es tu puesto en esta industria?.

Factores socio-económicos

Una vez realizadas y respondidas las preguntas anteriores, se debe realizar un profundo análisis sobre el tipo de cliente que quieres conseguir. No se pueden fijar precios y presupuestos si el entorno socioeconómico de la zona donde estas radicando tu proyecto no lo sustenta.

Imagen relacionada

Normas de seguridad para las obras civiles

Costo-beneficio

Se deben de considerar todos y cada uno de los factores que intervienen para que realices un proyecto arquitectónico. Costos directos (tu trabajo) e indirectos (papelería, rentas, servicios de luz, telefonía, etc.)

Realiza un desglose de todos esos elementos para que al final puedas establecer precios y tu porcentaje de utilidad. Para ello también debes tomar en cuenta los precios de la competencia y no elevarte mucho o bajar mucho el precio.

Tipos de proyectos

Repite este ejercicio con los diferentes tipos de proyectos que piensas ofrecer. No es lo mismo elaborar un proyecto arquitectónico de una vivienda, que uno urbano o un proyecto de infraestructura.

Para cada tipo de proyecto debes tener un precio que vaya sustentado tus horas de trabajo y costos.

Imagen relacionada

¿Por qué una empresa de construcción pierde dinero?

Especialización

Este punto es de suma importancia. La especialización es vital y puede permitirte subir tus precios. Por ejemplo, si eres un especialista en un área determinada y además eres el único en tu ciudad, entonces si puedes permitirte subir un poco el precio respecto al promedio que puedan manejar tus colegas en otras ciudades.

Marca

Este punto es muy pocas veces valorado. Si eres una oficina o empresa con años de experiencia y un prestigio que lo avale, entonces si puedes subir un poco más tus precios, ya que tienes una marca y reputación que te respaldan.